Copy

Quien inventó el Coaching Empresarial

El deporte utilizó por 1ª vez el término Coaching para referirse al proceso de mejorar el rendimiento de las personas y equipos.

Uno de los factores importantes en la creación del Coaching fue la publicación en los años 70 del libro “El juego interior del tenis” de Timothy Gallwey, en aquella época era el capitán del equipo de tenis en la universidad inglesa de Harvard. Gallwey fue el primero en propagar una nueva forma para progresar en la práctica del deporte desarrollando una manera de enseñar con un enfoque revolucionario que permitía superar la duda personal, el nerviosismo y las pérdidas de concentración que pueden impedir ganar a un buen jugador.

Y de esta nueva manera de enseñar, destinada en sus orígenes a los “coaches” del mundo deportivo sobrevino uno de los orígenes del Coaching actual.

John Witmore, considerado como el padre del Coaching empresarial a nivel mundial fue quien empezó a aplicar este método en el ámbito directivo. En su libro “El método para mejorar el rendimiento de las personas” declara que “el coaching es una aptitud esencial para el liderazgo de un equipo”

Muchos de los clientes deportistas entrenados por Galwey i Witmore empezaron a preguntar si se podían aplicar los mismos métodos a las cuestiones importantes de sus respectivas empresas. Así lo hicieron. Los máximos exponentes delcoaching  empresarial actual se graduaron en la escuela de coaching  de Gallwey o estuvieron profundamente influidos por ella.

Si un deportista de máximo nivel tiene su propio entrenador para que le ayude a mejorar su rendimiento, ¿por qué los directivos y ejecutivos de alto rendimiento no pueden beneficiarse de una figura similar?

Que es el Coaching Empresarial

El coaching es un término de moda desde hace ya algún tiempo en los círculos empresariales y se trata de una habilidad, quizás un arte ya que requiere una profunda comprensión de los principios psicológicos vinculados al desarrollo personal sobre los que se fundamenta.

El Coaching empresarial consiste en desarrollar una serie de competencias necesarias para liderar la función directiva y aplicarlas a cualquier contexto que requiera la trabajar con personas. Todo ello con un objetivo: potenciar la relación entre personas de un mismo equipo sobre la perspectiva de la aportación de valor y la búsqueda de resultados concretos.

Rafael Echevarría en su libro “La empresa emergente” explica que la empresa actual vive en un entorno muy competitivo debido a la globalización de los mercados, el incremento de la competencia y el continuo impacto de las nuevas tecnologías. Es la primera vez en la historia que la oferta es superior a la demanda, lo que hace que el consumidor sea cada vez más exigente. Ante este panorama el valor añadido que pueda incorporar el producto o el servicio puede marcar diferencias importantes. Ningún competidor te puede robar la relación con tus clientes.

Para ello es necesario saber hacer Coaching en la empresa, se trata de un nuevo estilo de liderazgo que pretende impulsar el desarrollo del potencial del equipo de personas.

Gestionar la voluntad, liderar los proyectos empresariales, por ejemplo, a diferencia de lo que ocurre con otras técnicas convencionales de motivación, supone saber que el impulso de la acción reside en cada persona y que este impulso va mucho más allá de lo que la empresa está en condiciones de recompensar. Un buen directivo no es el que sabe motivar sino el que se abstiene de desmotivar, facilita el desarrollo de las capacidades de sus colaboradores cooperando en el éxito de un proyecto común, superándose a sí mismo para alcanzar así un desempeño óptimo.

En el siglo XXI no se puede competir con gente cumplidora, hacen falta personas que aporten facultades que no se pueden comprar: imaginación, creatividad, entusiasmo, compromiso, voluntad de servicio.

La tarea de un buen líder no consiste sólo en que la gente haga lo que debe hacer, sino en que quiera hacer aquello de debe hacer, esto aporta sentido y valor. Quien consigue movilizar el potencial y talento que se encierra en las personas decididas adquiere una ventaja competitiva decisiva y sostenible. El coaching empresarial es una ayuda extraordinaria en este sentido y supone una inversión segura.

 ¿Qué hace un Coaching Empresarial?

La rapidez del cambio en los entornos empresariales exige de los directivos un alto nivel de excelencia en la gestión de talentos y equipos. Utilizar los servicios de un buen profesional del coaching puede ayudar a clarificar situaciones, definir y comunicar metas y objetivos con claridad, a tomar decisiones con la suficiente perspectiva y a gestionar las emociones para seguir progresando.
El Coaching en las empresas se hace necesario ante situaciones personales y laborales que requieran la presencia de un profesional que acompañe el proceso de transformación de las personas.

Algunos de los aspectos importantes a trabajar en un proceso de coaching son: los valores, las relaciones, la coherencia. También el papel de un coach consiste en ayudar a la persona a aprender a manejar la incertidumbre y el cambio.

La habilidad del profesional del coaching en la empresa está centrada en escuchar; observar; preguntar y ofrecer retroalimentación de calidad. También sobre la capacidad de hacer ver a su cliente sus motivaciones profundas y sus resistencias. Por tanto, la función principal consiste en movilizar a la persona para que alcance sus deseos y motivaciones, para que descubra qué es lo que hace que sea única y para que desarrolle lo mejor de sí.

El proceso de coaching permite sacar a la persona de su zona de confort y llevarla a experimentar situaciones nuevas, con nuevos horizontes. Salir del “esto siempre se ha hecho así”. El hacerlo poco a poco y acompañado, el comprobar que lo puede hacer y que la retroalimentación de su entorno es positiva, le dará alas para seguir volando en esa dirección. La confianza en sí mismo aumentará, los éxitos traerán nuevos éxitos y ya no volverá a dudar de su valor.

En síntesis, el coaching en las empresas favorece el cambio pro-activo, una mayor conciencia, anticipación, flexibilidad, innovación y mejora los resultados de los equipos.

El coaching utiliza técnicas y herramientas procedentes de diversos campos de las ciencias humanas y sociales, la programación neurolingüística (PNL), el análisis sistémico, etc…

¿Cuándo se debe aplicar el coaching empresarial?

Estas son algunos de los principicios del coaching empresarial en las empresas:

Motivación del personal; Evaluaciones y valoraciones; Delegación; Desempeño en las tareas; Resolución de problemas; Planificación y revisión; Cuestiones de interrelación, Desarrollo del personal, Desarrollo de equipos, trabajo en equipo; mejorar la relación con los clientes y quizás la más importante sea la conciencia y el uso habitual de los principios del Coaching en las interacciones diarias del personal.

Tres preguntas interesantes para tu reflexión

1.- ¿Qué porcentaje del potencial de la gente se manifiesta en tu empresa?

2.- ¿De qué evidencias dispones para evaluar la cifra?

3.- ¿Qué barreras internas y externas suponen un obstáculo para desarrollar el resto de potencial?

Entre las barreras externas las que se citan con mayor frecuencia son las siguientes:

  • Las estructuras y prácticas restrictivas de mi empresa
  • La falta de estímulo y oportunidad
  • El estilo de gestión predominante en la empresa / mi jefe

Entonces, ¿cuál es la función del gerente o directivo? A menudo, muchos gerentes cumplen el papel de bomberos para conseguir que las tareas se lleven a cabo y eso no ayuda al desarrollo porque no hay tiempo de planificar, adquirir una visión general, considerar alternativas, analizar la competencia, lanzar nuevos productos, etc.

“Cuando no hay tiempo para entrenar al personal es mucho más fácil dar órdenes”

La respuesta paradójica es que si los gerentes entrenan a sus subordinados, éstos serán capaces de asumir mucha responsabilidad, liberarán al gerente de la tarea de solucionar los problemas urgentes, y éste podrá ocuparse de los asuntos más importantes que sólo él puede abordar.

El directivo Coach

A medida que el Coaching se va conociendo las organizaciones tratan de combinar ambas profesiones y cada vez encontramos más directivos y ejecutivos con ejercen su modelo de liderazgo des de las herramientas del coaching.
Un negocio próspero es rentable, apetece trabajar en él, se enfoca en conseguir sus objetivos y opera de acuerdo con sus valores fundamentales. Para ello las personas que forman parte de la gestión de este negocio tienen que tener competencias y herramientas para un desarrollo sostenible.

Una certificación en coaching aporta valor al desempeño empresarial. Optimizar el aprendizaje en todos los niveles de una organización, individual, de los equipos requiere actitudes y habilidades diferentes.
En el plano empresarial es importante que los líderes creen una cultura en la cual el aprendizaje sea fomentado y los errores se entiendan como oportunidades de crecimiento. Las mejores ocasiones de aprendizaje a menudo provienen de algún tropezón.

También compartir una visión permite alinear los talentos en la misma dirección.

Las habilidades, herramientas y técnicas que son de gran utilidad para ejercer como coach efectivo incluyen:

  • Establecimiento de metas – Proceso grupal – Feedback eficaz – Reflexión Activa – Delegación – Planificación – Observación – Escucha Activa – Diálogo   – Resolución de conflictos – Manejo de reuniones – Toma de decisiones

Personal Coaching ofrece servicios de Consultoría de Empresa y cursos adaptados o personalizados a las necesidades de cada cliente. Los podemos impartir en las instalaciones que seleccione el propio cliente o en las nuestras.

También ofrecemos servicios de coaching cuando se requiere mejorar los resultados de un equipo de trabaja introduciendo temporalmente la figura de un coach externo para mejorar las prácticas a corto plazo.

El Objetivo que planteamos es mejorar las habilidades de los directivos, mandos intermedios, equipos comerciales aportando recursos a la hora de fijar objetivos, mejorar la comunicación, tratar las posiciones defensivas de personas y conseguir compromisos y responsabilidades compartidas.

Los beneficios del Coaching empresarial se perciben en la mejora de las relaciones entre los miembros de la organización. El entrenamiento mejora habiliades en beneficio del desarrollo del potencial.

Recientes investigaciones han demostrado que los líderes implicados en una mentalidad verdadera de aprendizaje y mejora, son quienes progresan impulsando sus proyectos organizacionales hacia beneficios, incluso en tiempos difíciles.
La confianza es fundamental en la relación de coaching y ¿como se construye una relación de confianza entre un coach y su cliente?. Para mi la confianza es algo que hay que construir a lo largo de la relación.

La confianza comienza por conocerse a uno mismo. Debes conocer tus límites, tus objetivos, tus valores, saber lo que esperas de la relación con el otro, considerar hasta que punto puedes confiar en esa persona en ese contexto y también si la persona tiene la capcidad necesaria para desarrollar lo acordado. ¿Son coherentes sus palabras con sus acciones?

El cliente quiere confiar en su coach y la confianza se teje a lo largo del proceso.

Ayudamos a las empresas a mejorar ayudando a quienes las dirigen

¿Cómo lograr el éxito empresarial?

Es importante para lograr el éxito es aceptar la autoridad del directivo jefe y éste debe usar su autoridad para hacer posible que los subordinados den lo mejor de sí mostrando que está al servicio de sus empleados.

Cuando se trata de varias divisiones, es importante que éstas estén coordinadas, y esto se consigue, por supuesto, a través de un intercambio periódico, en el que primero cada uno reporta lo que de hecho está haciendo en su división, segundo, lo que necesita en su división, y tercero, qué está planeando hacer próximamente.
Si cada uno de los gerentes reporta eso en una reunión, todos tendrán una idea de qué está sucediendo en la totalidad de la organización.
Es muy importante que mientras cada uno de ellos reporte ninguno interrumpa. Nadie habla hasta que todos hayan presentado lo que está sucediendo en su departamento. Si eso se realiza, todos los demás comprenden lo que los otros requieren en sus divisiones. De esta manera pueden contribuir para apoyarles y también ven lo que los demás pueden hacer por ellos. Entonces habrá un intercambio necesario para el éxito ya que verán cómo pueden cooperar realmente para lograr lo mejor para todas las divisiones individuales y así servir a los clientes de forma eficiente.

También es importante que los individuos tengan una descripción clara de sus responsabilidades. Tiene que haber límites claros entre las diversas divisiones, y a nadie se le permite que interfiera de una manera que obstruya el trabajo que se está haciendo allí. Y por supuesto debe haber cooperación entre las diversas divisiones de la manera descrita.

En el plano individual funciona tener un triple foco, en la tarea, las relaciones y en el proceso, esto significa aprender cómo estamos haciendo nuestro trabajo.

En el plano del equipo es útil que los equipos encuentren formas efectivas de pensar y aprender en conjunto.
En el plano organizacional, es importante crear una cultura en la cual la formación y el aprendizaje sean recompensados.

Puedes encontrar más información sobre coaching en nuestra web y para las empresas también es muy efectivo el coaching sistémico para elaborar diagnósticos de situación en la empresa.

Share This